Fundadoras y Equipo en Mozambique

Laura Pierino

El sueño comenzó entre 1996 y 1999 en Pemba, al norte de Mozambique, en el contexto de extrema pobreza de la posguerra. Después de algunos años de voluntariado misionero en la Diócesis de Pemba con las Hijas de María Auxiliadora, Laura Pierino comienza a sentir la necesidad de responder a los muchos apelos de la población más vulnerable en esa realidad extremadamente pobre, y especialmente de los muchos niños huérfanos sin protección y educación. En respuesta al grito silencioso de los más pobres y pequeños comenzaron a florecer, bajo la tutela de la Diócesis de Pemba, varias respuestas en forma de Casas de acogida y Programas en la comunidad a favor de niños huérfanos, desnutridos y abandonados debido a la hidrocefalia u otras discapacidades graves, madres adolescentes, niños de la calle, ancianos, familias pobres y personas con lepra.

Unos años más tarde, Teresa de Jesús Ferrero Vaquero, misionera en la Diócesis de Pemba con las Hijas de Jesús, se une a esta misión de devolver la dignidad y la vida a quienes no tenían ya esperanza, eligiendo dedicar su vida a los más vulnerables. Por iniciativa de estas dos laicas comprometidas, unidas por una vocación cristiana común, fue fundada en 2008 la Fundación "Semillas de Esperanza" como identidad legal de todos los Programas y Centros que habían surgido en los años anteriores y los sucesivos. Todas estas iniciativas crecen gracias a muchas personas de buena voluntad, tanto de Mozambique como de otros países, que se unen al mismo ideal de las fundadoras, dedicando su vida o parte de ella, o participando de diferentes maneras en esta gran red espiritual de solidaridad, esperanza y deseos de compartir.

Ismael Ferrero Vaquero, español, llegó a Pemba en el año 2006 con intención de visitar a su hermana Teresa y hacer una experiencia de voluntariado. El encuentro con esta realidad y con la labor de la Fundación le impactó tan positivamente que su voluntariado se volvió un compromiso. Ha colaborado incansablemente para la constitución legal de la Fundación en Mozambique y ha sido el primer Presidente. Actualmente, además de ser uno de los Representantes Legales en Mozambique, lleva la coordinación de varias áreas de funcionamiento de la Fundación en Pemba.

Marta Paños Larrauri

Marta Paños Larrauri, española, llegó a Pemba para hacer una experiencia de voluntariado con la Fundación en el año 2010. A partir de esa experiencia empezó a cultivar el sueño de poder volver a Pemba, para caminar junto a las y los pequeños y más frágiles, dando voz y oído a sus existencias y cuidando sus vidas con amor y esperanza. En el año 2012 volvió a Pemba y desde entonces está involucrada plenamente en la misión de la Fundación, desde su espiritualidad filantrópica atea, y coordina varias áreas de esta labor.

Stefania Evangelista Sasso

Stefania Evangelista Sasso, italiana, conoció la labor de la Fundación en Pemba en el año 2012, mientras estaba realizando una experiencia de un año de voluntariado en Mepanira, en la Provincia de Niassa. Persiguiendo su sueño de defender la dignidad de los niños/as con discapacidad y movida por un grande amor por África, se ha unido a la Fundación “Semillas de Esperanza” en el año 2014. Stefania acompaña y coordinan varias áreas y se dedica con pasión a las personas más vulnerables, sobre todo los niños/as con discapacidad.